In Slow Fashion, quality goes before quantity.
A current that has come to stay, a life style, a movement which aims at raising the consumer's awareness on the economical, social and ecological importance.
Some influencers already exist, who are applying that philosophy, amongst them actors, models, athletes, business personalities and designers.
Comfort, durability, sustainability and respect are characteristics of the product.

On the contrary, with speculative globalization's Fast Fashion, where transformed pieces in production phase are sold in few weeks, consumers are easily influenced into buying more than they need, due to the low prices.
Because of this consuming abuse, clothes price tags have a hidden price (environment, supply chain workers to pay).
The current Fast Fashion industry is using fundamental natural resources to produce, deteriorating the environment. It also uses a lot of fossil fuels to produce plastics and to run the whole distribution chain.

Acaban y contaminan los reservorios de agua dulce, disminuyendo en los riegos de algodón. Las industrias sistemáticas utilizan cantidades de compuestos inorgánicos en los textiles, desde fertilizantes y pesticidas para las fibras naturales que persistirán por mucho tiempo en forma de residuos contaminantes en la naturaleza aumentando el riesgo de enfermedades en todas las especies vivas y provocando, hambre sequía, desertificación que alteran el clima del planeta.
Este 21 de febrero, Jordi Évole destapa lo que hay detrás de la ropa "LowCost" en un interesante reportaje que participa a los trabajores cercanos a las firmas ha contar su experiencia en el "fastfashion" en respuesta un espectador concientizado tendrá la opción de elegir certeramente en un futuro.

http://www.lasexta.com/programas/salvados/avances/trabajadora-asiatica-industria-textil-nos-tratan-como-animales-como-perro-gato_2016021400187.html

Proponemos el Slow fashion como práctica ética y necesidad humana “postindustrial” sostenible, al diseñar con un proceso cuidado, en el que se anima a tomar el tiempo para asegurar la producción de calidad y dar valor al producto. Con un modelo sostenible, que guía a la cadena y las materias primas tomando su valor desde el primer eslabón priorizando los componentes naturales ecosostenibles, siendo justos en la redistribución del trabajo preservando puestos en condiciones dignas, éticas y transparentes, libres de empleo infantil, respetando al productor, el producto y el consumidor.

Valorizando las técnicas y calidad en productos artesanales tradicionales y sus beneficios culturales identitarios así como la innovación como un factor multiplicador de crecimiento económico local, incluso en zonas del planeta dónde es necesario reconvertir con justicia el valor del trabajo, la economía y el impulso a los proyectos sociales. Poniendo énfasis y cuidando en las consecuencias como la salud de la población y el medio ambiente por medio de un producto textil mayormente orgánico con tintes naturales reciclados y reciclables.

Creditos: #slowfashionactivist    @FiliPlazaBarcelona @MeyaFotografía @Umutkabcn